Prácticas que van en contra de tu tienda online

PorLucía Montero Rodríguez

Prácticas que van en contra de tu tienda online

Comparte este artículo
Cuando el intermediario mejora las condiciones de tu tienda online

La posibilidad de crear una tienda online propia ha impulsado un gran avance para productos y fabricantes de todo tipo, desde ropa hasta naranjas, pasando por máquinas industriales. Al crear su propio e-commerce pueden evitar intermediarios, ofertar mejores precios y obtener más ganancias.

A pesar de este hecho cierto, eso no impide que muchas firmas opten por abrir canales adicionales y también vender sus productos en otras webs o marketplaces, como por ejemplo Amazon u otras similares. Y es aquí dónde puede surgir el problema.

El caso de la tienda online de Alma en Pena

Desde hace tiempo, cuando necesito algo o me gusta algún artículo en concreto procuro adquirirlo en el-commerce de la marca, siempre que sea posible. De ahí que, como llevaba dos años detrás de unos zapatos de Alma en Pena, fuera directamente a su tienda online.

Como compradora online con experiencia y dado que estábamos en época de rebajas, estuve vigilando los precios, me suscribí a la newsletter y seguí a la firma en Instagram, ya que a veces las empresas ofrecen códigos promocionales por allí.

A diferencia de otros productos, reconozco que soy reacia a comprar zapatos por Internet, ya que tengo algún problemilla en los pies. Aún así y como era un antojo por completo, cuando decidí que había llegado el momento, fui a la web. Busqué y escogí mis cuñas y, antes de pagar, leí la política de devoluciones. Desgraciadamente, fue allí donde surgió el problema.

Como se puede leer en su página de Envíos y devoluciones, plantean dos situaciones diferentes:

Situación 1. Si no estás 100% satisfecho con tu compra.

Las devoluciones llevan un coste de 6€ por artículo (IVA incluido) si no se realiza una compra posterior. Tan pronto como el paquete llegue a nuestros almacenes se efectuará el reembolso del importe de tu compra menos los 6€ por artículo a través del medio de pago que elegiste.

Situación 2. Error en el envío o problemas de calidad del producto.
Si éste es tu caso es imprescindible que envíes un email con fotos de la tara o problema del zapato a atencioncliente@almaenpena.es. En este caso la devolución no tendrá coste asociado ninguno y el cliente podrá decidir si volver a recibir el producto correcto o cancelar su pedido y recibir el 100% del importe de su compra.

Por lo tanto, si el zapato es de tu talla pero no lo encuentras cómodo o no te termina de convencer, el reembolso no sería completo. En consecuencia, no efectué la compra.

¿Existe alguna alternativa?

Antes de tirar la toalla, busqué si los zapatos que me gustaban estaban disponibles en alguna otra tienda online. Afortunadamente, en este caso sí fue así. En la web de El Corte Inglés, ví que también se vendían y al mismo precio!!

Cuñas en la tienda online de Alma en Pena

Aprovechando que tenía que hacer otras compras, me pasé por la zapatería del centro más cercano a mi domicilio y pregunté por las cuñas. La chica que me atendió me comentó que esa marca solo estaba disponible en la tienda online. Otra decepción 🙁

Menos mal que el lema de El Corte Inglés es “Si no queda satisfecho, le devolvemos su dinero” y eso también se aplica a las compras a través de la web. Así que cuando volví a casa compré los zapatos que tardarón 2/3 días en llegar. Por fortuna, me estaban perfectos y he podido lucirlos en varios ocasiones 🙂

Resumiendo

A veces, los productores pueden tener un margen de maniobra menor para las devoluciones, por ejemplo por acuerdos con transportistas o un volumen de ventas más bajo. Aún así, hoy en día existen multitud de opciones que se pueden poner a disposición de la clientela y más en artículos como zapatos o ropa.

Por lo tanto, si no ofreces ninguna ventaja clara que te haga destacar sobre tus intermediarios, puedes perder clientes, como así ha sido el caso.

Acerca del autor

Lucía Montero Rodríguez administrator