A vueltas con los grupos de LinkedIn

PorLucía Montero Rodríguez

A vueltas con los grupos de LinkedIn

Comparte este artículo

LinkedIn en la organizaciónHoy mi email se ha despertado con un mensaje oficial acerca de los próximos cambios de visibilidad y privacidad en los grupos de LinkedIn. Este hecho, me ha llevado a reflexionar sobre la utilidad actual de esta función de LinkedIn.

¿Para qué sirven los grupos de LinkedIn?

Los grupos, de manera similar a lo que ocurre en otros foros o redes, sirven para agrupar a personas con intereses similares. Así, podemos encontrar grupos para antiguos alumnos de centros educativos, expertos en diversas materias, asociaciones, hobbies… Es decir, la plataforma cuenta con múltiples opciones a nuestra disposición para que podamos encontrar el adecuado a nuestras necesidades.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que existen dos tipos de grupos: públicos o privados. Los primeros aparecen en el listado general de búsqueda, pero a los segundos sólo se puede acceder a través del enlace correspondiente o mediante invitación.

En cualquier caso, si te interesa saber si existe algún grupo público relacionado con una determinada materia, es necesario emplear el cuadro superior de búsqueda. Allí, empieza por escribir la palabra clave o expresión que mejor represente tus intereses. Por ejemplo, transformación digital. A continuación, despliega el botón Más para escoger Grupos.

Búsqueda de grupos en Linkedin

Con estos sencillos pasos, obtenemos la friolera de 23 páginas con 225 grupos relacionados con el tema transformación digital. El problema es que LinkedIn no da la posibilidad de añadir filtros adicionales para reducir el listado a fin de refinar los resultados. Además, los resultados no aparecen ordenados alfabéticamente o por número de miembros.

En consecuencia, encontrar el grupo de LinkedIn adecuado puede resultar complicado en algunas ocasiones. Una táctica puede ser escoger aquéllos con más personas, ya que en teoría debería haber más movimiento.

La cruda realidad

Acabamos de hablar de la teoría, sin embargo la práctica es bien distinta. Hoy en día, son pocos los espacios que tienen conversaciones e interacciones de manera continuada o frecuente.

Además, el hecho de no poder realizar un seguimiento de manera cómoda con aplicaciones externas como Hootsuite, dificulta aún más estar al día. Pero aún hay más, en muchos casos se han convertido en un escaparate para darse autobombo en lugar de un punto de encuentro o ágora en el que compartir.

Afortunadamente, todavía quedan algunos grupos en los que sí hay actualizaciones y que sirven como soporte y ayuda para las consultas de sus participantes. Sólo es cuestión de encontrarlos.

Y tú ¿utilizas los grupos de LinkedIn?

Acerca del autor

Lucía Montero Rodríguez administrator